Almudena, no te cuides de ellos sino mira y sigue

Supongo que el siguiente paso del alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, es escribir su propia “Historia de la Literatura Española”, subtítulo “En tiempo de los Presupuestos”. El primer ciudadano no quiere que Almudena Grandes, recientemente desaparecida a los 61 años, sea nombrada “Hija predilecta” de la ciudad: según él no se lo merece, pero añade, si los del grupo de “Más Madrid” van a pactar los Presupuestos, podría también reconsiderarlo, o lo da a entender.
Almeida piensa, pues, que el valor literario, en este caso indiscutible, de un escritor depende de la Contabilidad municipal. O de su afiliación política y civil. Con una sola frase, Almeida se ha enemistado con ese vasto mundo, aunque a menudo silencioso, de quien es apasionado por los libros, de quien escribe y lee, de aquellos que no tienen que hacer listas para decir que un autor es mejor que otro. Con pocas palabras, el alcalde madrileño se ha ganado “Cien años de soledad”, los que una persona medianamente culta desearía – sí, incluso en tiempos de odio innecesario como este – a quien escapa al conocimiento del otro.
Un alcalde no debe conceder necesariamente un honor. Pero leer lo que ha escrito la Grandes (Almudena, “no te cuides de ellos sino mira y sigue” te aconseja Dante), sí que es un deber de un primer ciudadano.

Share:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
On Key

Related Posts

Confusiones

(P. Fernando Pascual) – Hay confusión sobre economía y sobre política, sobre ética y sobre medicina, sobre la vida y sobre la muerte, sobre las

Treinta años sin Fellini

Rimini ha homenajeado a su Maestro, el Artista que ha hecho de sus lugares nativos y de sus turbaciones una ciudad de papel maché y