De Hispalis a Ishbilylla, o a la capital del sur de Occidente

(artículo de Carlos Tenorio) – Poco más se puede decir de la señorial y compleja ciudad de Sevilla, capital del Sur de Europa, y bañada por el rio con el caudal navegable más largo hasta su desembocadura de toda la Península, con al día de hoy más de 90 km desde Sánlucar a Sevilla. Y todo ello sin contar que en tiempos de Hispalis Romana esta navegación podía extenderse hasta Córdoba.

Aunque aún a pesar de lo mucho que se ha dicho o escrito sobre este particular no es este el tema del presente artículo sino más bien que hubiera sido es esta ciudad de no haber conocido la gracia de las aguas de este imponente rio.

Da vértigo pensar en sus consecuencias. En primer lugar el club verdiblanco de la ciudad posiblemente se habría quedado sin nombre, sin referencia histórica a la que aludir, sin agua por tanto que lo bautizara, sencillamente porque el agua del Betis habría estado ausente… Pensar que el Real Betis dejaría de serlo es algo más que una conmoción para los aficionados de esta ciudad, si bien no quedaría ahí la cosa…

De no tener tan sagrado río, no tendríamos Puerto, y de no tener Puerto, tampoco Torre del Oro y de no tener ni Puerto ni Torre tampoco tendríamos archivo de Indias y por tanto nuestra ciudad hubiera vivido la colonización de América como algo tan distante como indiferente. Pero aún hay mas: de ser así tampoco Colon se habría enamorado de nuestra ciudad y tampoco descansaría en su Catedral. Es mas quizás por algún designio tampoco el mundo cofrade sevillano tendría una Virgen Esperanza marinera en su barrio de Triana…

Si bien nos queda el consuelo con el debido respeto que la Esperanza de Sevilla seguiría existiendo y habitando un barrio interior de la ciudad de nombre Macarena.

Share:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
On Key

Related Posts

Pronósticos sobre el futuro

(comentario de P. Fernando Pascual) – Continuamente leemos pronósticos sobre el futuro. A veces, sobre el futuro más cercano: la economía volverá a activarse el