Un chip en nuestro cerebro: ¿ha llegado el momento?

Veamos cómo funciona el cerebro. Es el chip que quiere experimentar Elon Musk, se llama N1link: si se hizo con cerdos y monos, ¿por qué no hacerlo con el hombre? Es lo que dice Musk: “Las instalaciones se pondrán dentro del cráneo y se cargarán inalámbricamente (wireless), así que nos sentiremos totalmente normales”. En la práctica, las señales eléctricas que enviamos desde el cerebro se pueden detectar, digitalizar y estudiar utilizando electrodos. 

Los propósitos son tan nobles como “permitir a las personas que sufren de parálisis utilizar un smartphone con su mente más rápidamente que alguien que lo hace usando sus propios pulgares” por ejemplo, hasta llegar a “hacer que los parapléjicos vuelvan a caminar” mediante el envío de señales desde el cerebro. 

El chip puede ser fundamental en el tratamiento de la parálisis, ceguera, sordera, mutismo, convulsiones y otros problemas del sistema nervioso central. Neuralink, asegura Musk, es una defensa contra la inteligencia artificial que “superará la biológica por mucho”.

Share:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
On Key

Related Posts

El éxodo anunciado

Huyen a Georgia o Finlandia. Largas colas de ciudadanos rusos que abandonan el país para evitar el reclutamiento forzado decidido por Putin. El presidente ruso