El Salvaje Oeste de la rica Marbella

Indiferentes a la presencia de cientos de personas y al sobrino del Rey, Froilán de Marichalar, que estaba celebrando sus 24 años con sus amigos, comenzaron a disparar en la discoteca de verano de Marbella. A la una de la madrugada, en el momento de máxima aglomeración (el Opium puede tener hasta 2500 personas), primero aparecieron los cuchillos y luego un hombre simplemente comenzó a disparar indiscriminadamente, hiriendo a cinco personas, dos de las cuales están en riesgo de muerte. Sin ningún tipo de control, no fue difícil para el protagonista de la carnicería llevar un arma.

Lo bueno es que en Marbella, incluso sin episodios llamativos y absurdos como este, que quizás se clasificará como el acto de un desconsiderado, ahora los “dueños” son los muchos mafiosos que, atraídos por el dinero, el ambiente lujoso, de la proximidad del inglés Gibraltar y del indispensable puerto de Algeciras donde llega la droga para el mercado europeo, vienen de todo el mundo a mandar: de Rusia a Italia, de los países del Este a, moda de los últimos años, los nórdicos. Aquí hay negocios para ellos y tememos poco que se pueda detener el fenómeno. Una simple pelea podría haber sido una masacre en una Costa del Sol cada vez más en riesgo, pero para algunos es mejor no hablar de ello.

Share:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
On Key

Related Posts

El éxodo anunciado

Huyen a Georgia o Finlandia. Largas colas de ciudadanos rusos que abandonan el país para evitar el reclutamiento forzado decidido por Putin. El presidente ruso