Green Pass, España no lo quiere

La obligación del llamado Green Pass no es una cuestión española. Después del último rechazo, por irregularidades de procedimiento, del tribunal gallego – para poder acceder a bares, restaurantes y locales nocturnos – la cuestión es de sentido único: la medida de prevención no se aplicará en todas las regiones. Ya Andalucía y Cantabria habían tenido que someterse a las decisiones de los jueces.

Desde ayer en Italia es obligatorio también en los comedores de empresa. Desde el 6 de agosto ya estaba prohibido realizar actividades deportivas en interiores sin el documento especial, además de entrar en lugares cerrados, como bares o restaurantes, pero también en gimnasios, piscinas, museos, ferias, ferias y conciertos. El Gobierno italiano extendió la obligación del Green pass incluso para poder viajar con trenes de larga distancia y a los aviones y a estudiantes universitarios y personal de las escuelas. 

En Francia el pase verde es obligatorio para entrar en bares y restaurantes, cines, teatros, hospitales y peluqueros y para viajar. El Green Pass se utiliza en toda Europa para salir de las fronteras nacionales, pero cada país hace lo que quiere. En Portugal también sirve para alojarse en hoteles, en Grecia y Austria también se requiere en los restaurantes. Medidas más estrictas en Dinamarca, donde es obligatorio en casi todas partes: en los partidos de fútbol, en un estadio no podrán permanecer más de 2mil personas sin el certificado.

Share:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
On Key

Related Posts

¡Legumbres, qué pasión!

Eran considerados un plato pobre en comparación con las carnes fastuosas que consumían los ricos para expresar también su alto linaje. Las legumbres se consumían siempre