Pruebas de calor extremo

Vamos, sólo hay que esperar unos días. A 45 grados, con un mínimo de 24, muchos sevillanos han perdido la esperanza. Si sirve de consuelo, estamos luchando por el récord, porque en Andalucía podríamos batir el récord de 48,8 grados, la temperatura más alta jamás medida en Europa, registrada en el pueblo de Florida, en Sicilia. Si, al menos hasta el martes, el anticiclón africano nos hace compañía, en algún lugar intentarán superar el extraordinario resultado de los italianos.

Vamos, sólo unos días más y luego volveremos a los 35-36 de máxima y a los 20 de mínima. Más que en Andalucía, Cantabria, Asturias y Galicia están amenazadas. Andalucía, Aragón, Cataluña y Comunidad Valenciana se consideran de riesgo extremo de calor. En Montoro la temperatura ha llegado a 47,2 (pero su récord, fechado 2017, es una décima más), mientras que en Córdoba hemos llegado a 46,7.

Calor feroz, desierto en las calles, aparte de los turistas que finalmente han regresado en parte y quieren ver todo, incluso en riesgo de insolación. Peor fue para los pasajeros del tren Barcelona-Cádiz, que hace un par de días viajaron en parte sin aire acondicionado bajo un sol implacable a 45 grados. Como decía un humorista estadounidense, es una clara señal del verano si la silla se levanta contigo.

Share:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
On Key

Related Posts

Las colas ardientes de la desolación

Seis mil personas evacuadas. El muro de lava que con sus ríos ardientes e implacables sumerge todo, casas, casi doscientos, naturaleza, bienes y recuerdos: porque en