Isabel, mensaje de fidelidad a Pablo. El PP vuelve a su centro

Al final, el Partido Popular ha elegido la única vía posible para presentarse competitivo en las próximas elecciones. Con dos jugadas simples pero no descontadas: la primera de parte de Isabel Díaz Ayuso, que lanzó un mensaje de paz y lealtad futura al líder PP, Pablo Casado, jurando que no quiere quitarle el puesto. “La Comunidad de Madrid es mi vida y es mi meta política… Tengo meridianamente claro dónde está mi sitio y que daré lo mejor por Madrid”. Más claro que eso, no podría, y acaba el estrés de Casado por sentirse siempre respirando sobre sus hombros. 

El segundo movimiento ha sido de alejarse de Vox que ha aumentado en las últimas semanas decibelios y “amenazado” por lo tanto el PP para llevarlo a sus territorios: la consecuencia habría sido perder ese electorado moderado y fiel que siempre ha votado por el partido de Casado y no quiere extremistas anacrónicos sobre la mesa. En el congreso de Valencia se puso fin así a una confusión de voces y comentarios que seguramente dañó a los Populares. 

Aunque, como es de esperar, la unidad interna recuperada tendrá que demostrarlo en las futuras alianzas. Cuando Ayuso pronunció las palabras “Salimos a ganar, España nos está esperando” la platea se entusiasmó. No juraríamos que todo se recompuso así de repente, pero muchas veces los hechos ayudan a vivir mejor, en este caso en los Populares. Y cuando el presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, declara ser autonomista “porque España es el estado de las autonomías y somos europeístas”, los electores se sienten más tranquilos.

Share:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
On Key

Related Posts

Pruebas de deshielo

Con sus propios modelos de desarrollo, diferentes opiniones sobre muchos temas, pero con el deseo de no molestarse más de demasiado. Xi Jinping y Joe