Castilla y León, las elecciones que tenían que aclarar las cosas las confunden aún más

Las elecciones que nadie quería han dado un resultado que no ha satisfecho precisamente a nadie, ni al centro-derecha ni al centro-izquierda. El PP, aunque primer partido con 31 escaños conquistados, en el momento en que ha querido convocarlas, esperaba probablemente de este voto una mayoría absoluta que no tuvo o un impulso, utilizable también a nivel nacional, que los electores le negaron. Para gobernar, si algún Gobierno verá la luz, necesitará Vox que ha conquistado 13 escaños, los que ha perdido Ciudadanos reducida a una sola presencia, que no significa supervivencia política en términos nacionales.

Castilla y León ha votado sólo premiando las formaciones de la “Espana vaciada”, los pequeños partidos locales, como Unión del Pueblo Leones que ha ganado 3 representantes en el Parlamento de la Región, al igual que Soria Ya! que tuvo otros tantos (y con un triunfo en Soria precisamente con el 40% de los votos). El gran ascenso de Vox como puestos conquistados en el Parlamento regional (de 1 a 13) cuenta, sin embargo, en porcentaje de voto, un crecimiento moderado: en esencia su voto se ha fidelizado y esta es su dimensión actual. Sin embargo, es indispensable para la creación de un gobierno regional dirigido por PP.

La campaña de Pablo Casado no generó entusiasmo. El PSOE (el verdadero perdedor, 28 escaños, 7 menos) no parece haberlos generado desde hace tiempo, en el análisis de los números de las últimas votaciones por toda España. La propuesta “local” no convence del todo. Unidas Podemos ya no convence (sólo 1 escaño). El elector parece confuso, pero esto ya lo sabíamos.

La verdadera pregunta de estas elecciones es la que todos se hacían antes de que los ciudadanos votaran: ¿pero los Populares quieren ponerse de acuerdo con Vox? ¿Y Vox tiene la misma voluntad o quiere jugar con la “volatilidad de su título”? Aquí es donde se evalúa el voto en proyección nacional y tarde o temprano tendrán que darnos una respuesta estos dos novios tan distantes y tan distintos.

Share:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
On Key

Related Posts

El éxodo anunciado

Huyen a Georgia o Finlandia. Largas colas de ciudadanos rusos que abandonan el país para evitar el reclutamiento forzado decidido por Putin. El presidente ruso