Dos valientes maestros contra los neonazis en Alemania. Pero se ven obligados a dejar la escuela

Timo Reinfrank, de la Fundación para la Promoción de los Derechos Humanos “Amadeu Antonio ” (un africano que fue masacrado hace treinta años por jóvenes alemanes con bates de béisbol), declaró sin rodeos que el sur de Brandeburgo es “una zona en la que reina el miedo y que los nazis han declarado su área de residencia”.

​El racismo y el antisemitismo son una realidad muy preocupante en Alemania. Dos maestros de Burg, Laura Nickel y Max Teske, que intentaron educar a sus estudiantes en la tolerancia y el conocimiento de los horrores del nazismo, izaron la bandera blanca. Frente a chicos que graban esvásticas por todas partes y se saludan con el brazo extendido, han anunciado que quieren dejar la escuela y la ciudad .

“Los profesores y alumnos que luchan abiertamente contra estudiantes y profesores de extrema derecha temen por su seguridad. Las escuelas “no pueden albergar enemigos de la democracia”, escribieron los dos jóvenes profesores en una carta. Los propios padres de los estudiantes, en lugar de defenderlos, pidieron su despido. La escuela no quiso comentar.

Nadie quiere saber la verdad sobre el creciente antisemitismo en Alemania Oriental. Y la violencia contra los inmigrantes y los homosexuales está a la orden del día en un país donde el AfD (Alternativa para Alemania ), el partido neonazi que también ha elegido a su alcalde, es, según las encuestas, al 30%.

Share:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
On Key

Related Posts

Confusiones

(P. Fernando Pascual) – Hay confusión sobre economía y sobre política, sobre ética y sobre medicina, sobre la vida y sobre la muerte, sobre las

Treinta años sin Fellini

Rimini ha homenajeado a su Maestro, el Artista que ha hecho de sus lugares nativos y de sus turbaciones una ciudad de papel maché y