¿El Arte es de quien piensa o de quien lo realiza? Acaba en corte en París el enfrentamiento histórico entre Cattelan y su escultor

¿Quién es Daniel Druet? Un completo desconocido hasta hace unos meses cuando, con un arrebato de orgullo, decidió existir. El francés es el autor material de las obras del artista italiano, universalmente conocido, Maurizio Cattelan. Pidió cinco millones de dólares (unos 4,7 millones de euros) por haber sido ignorado, tanto en los catálogos como en las menciones públicas, por el “socio” más famoso.

Druet nunca existió en el gran circo del arte. Su rebelión apela a la propiedad intelectual: él hizo las obras multimillonarias de Cattelan, pero ¿quién es el verdadero autor? El juicio en el Tribunal de París comenzó esta mañana y la sentencia está prevista para el 8 de julio. Lo que decidan los jueces sobre esa relación profesional entre el escultor y Cattelan que duró siete años también aclarará al público, en términos no solo legales, los límites de lo que admiramos y veneramos como Arte. ¿Es el pensamiento lo que cuenta o cómo se realiza?

Druet aseguró que Cattelan para hacer sus obras de cera no hacía más que enviar un fax de diez líneas y le correspondía interpretar la idea del artista. Así nacieron las esculturas de Hitler arrodillado (en la subasta se vendió por 17 millones de euros) o del Papa golpeado por el meteorito, notas a todos.

No hay que desacreditar las teorías de Walter Benjamin sobre “La obra de arte en la época de su reproducibilidad técnica”. En este caso hay, subraya Druet, un trabajo artesanal, y psicológico, de absoluto nivel. Pero, como responde el abogado de Cattelan: “Sin Mauricio las obras no existirían, sin Druet existirían y serían iguales”. A los jueces la difícil sentencia.

Share:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
On Key

Related Posts

El éxodo anunciado

Huyen a Georgia o Finlandia. Largas colas de ciudadanos rusos que abandonan el país para evitar el reclutamiento forzado decidido por Putin. El presidente ruso