La respuesta correcta a días difíciles

Con todas las dificultades del caso, pero este es un equipo que puede llegar hasta el final. El segundo lugar, queremos decir, porque la Champions ya está hecho. Sufre, el equipo de Lopetegui, algunas veces más de lo debido, incluso físicamente en tramos cortos, pero muestra una compacidad que, si no hubiera sido perseguida por las lesiones durante el año, podría hacerla aspirar a más. Ayer, con el Levante, se llevó a casa esos tres puntos que a domicilio faltaban desde hacía mucho tiempo. Pero sobre la ventaja tranquilizadora de 3 a 1 se ha llegado al silbido final con el aliento: es algo sobre lo que meditar para el próximo año.

El Levante era el equipo más difícil de ganar en esta época. Victoriosa en Madrid con el Atlético y hace pocos días con la directa rival por la salvación, el Granada, arrollado con un elocuente 4 a 1 en Los Carmenes, los hombres de Lisci se jugaron el todo por todo en el desafío de ayer. Han demostrado que juegan bien, saben presionar al oponente y también pueden competir con formaciones, como el Sevilla, que tienen un potencial técnico superior.

Superior, a nuestro juicio, fue también el Tecatito Corona que, cuando juega a sus niveles, es una marcha más para Lopetegui. Al igual que el Papu, peón fundamental también para el próximo año, y Ocampos. Pocas formaciones en Europa tienen un ataque tan contundente. En el 87′ llegó el gol de Soldado que reavivó el final del partido a pesar de la doble ventaja del Sevilla con Koundè solo seis minutos antes. Con menos imprecisiones se podía estar más tranquilo, pero está bien así. El Sevilla está ahí. A 63 puntos son las otras que tienen que perseguir.

Share:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
On Key

Related Posts

Pronósticos sobre el futuro

(comentario de P. Fernando Pascual) – Continuamente leemos pronósticos sobre el futuro. A veces, sobre el futuro más cercano: la economía volverá a activarse el