La última frontera. Croacia ha entrado en la eurozona

La última ampliación fue la de Lituania hace siete años. Croacia ha entrado en la eurozona y será una frontera “difícil” para los mil kilómetros que separan el país de Bosnia y Herzegovina: un límite entre la economía europea y la otra parte del Este que, lo demuestran los recientes rechazos de Bulgaria y Rumanía, Bruselas todavía considera que es poco fiable. Croacia es miembro de la Unión Europea desde hace nueve años. Veintisiete países en total – el último en ser admitido fue Suiza – con un total de 420 millones de habitantes.

Para la economía crata significará más estabilidad y aumentos en el turismo (que vale un quinto del PIB). Con los controles eliminados desde y hacia Eslovenia, Hungría e Italia, el tráfico aéreo también será libre desde marzo. Después de las sangrientas guerras de la antigua Yugoslavia de los años noventa, Croacia (menos de cuatro millones de habitantes) alcanza así su plena integración europea y deja de lado una larga historia de nacionalismos que todavía existen en el corazón de la UE (Serbia, por ejemplo, preocupa a Europa por su “amistad” con Rusia). Como afirma el primer ministro Andrej Plenkovic, Croacia alcanzará “los mismos estándares económicos y sociales, los niveles de inversión y el clima empresarial de los países más avanzados de la UE”.

Share:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
On Key

Related Posts

Confusiones

(P. Fernando Pascual) – Hay confusión sobre economía y sobre política, sobre ética y sobre medicina, sobre la vida y sobre la muerte, sobre las

Treinta años sin Fellini

Rimini ha homenajeado a su Maestro, el Artista que ha hecho de sus lugares nativos y de sus turbaciones una ciudad de papel maché y