Pero ¿por qué Vox y no los Populares?

La pregunta es legítima, después de la enésima intervención – esta vez remotamente – de Giorgia Meloni en un mitin de Vox. Pero, ¿por qué, teniendo un Partido Popular que tal vez va a ganar las elecciones el 23 de julio y que ya está muy a la derecha, apoya a aquellos que ni siquiera en el PP ven con buenos ojos su radicalismo? Misterios de la política. O quizás no. El apoyo de Giorgia a los neo-franquistas, sellado por expresiones afectuosas como “Buenas tardes patriotas!” (como si los otros partidos, PP incluido, quisieran el mal de España), revela las estrategias muy variables de la líder de Fratelli d’Italia.

“Estoy muy contenta de contribuir con mi mensaje a la campaña electoral y reafirmar la gran amistad que une a FdI y Vox”. Sin embargo, después de que su célebre “soy una mujer, soy una madre” fue gritado por las regionales andaluzas hace apenas un año. Lo bueno es que Meloni no tiene toda esta conveniencia mediática para ser muy amiga de Vox, porque el partido español (que además quiere prohibir otros partidos a su gusto) pone en duda la igualdad entre hombres y mujeres o al menos pretende derogar las leyes que se han hecho al respecto.

¿Por qué Giorgia insiste en esta amistad? En definitiva, con todos no se puede ir. En cuanto a los derechos, hay una diferencia abismal entre conservadores y moderados europeos y partidos como Vox o AfD alemán. No podemos permitirnos retroceder en el tiempo. A menos que Giorgia quiera compactar a todos y hacerse cargo de Europa. Ese podría ser el verdadero objetivo de la primera ministra.

Share:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
On Key

Related Posts

Confusiones

(P. Fernando Pascual) – Hay confusión sobre economía y sobre política, sobre ética y sobre medicina, sobre la vida y sobre la muerte, sobre las

Treinta años sin Fellini

Rimini ha homenajeado a su Maestro, el Artista que ha hecho de sus lugares nativos y de sus turbaciones una ciudad de papel maché y