PSOE, las negociaciones del Susanexit

“El amor nunca muere de muerte natural. Muere porque no sabemos cómo proveer su fuente. Muere de ceguera y de errores y traiciones. Muere de enfermedad y de heridas, muere de cansancio, por desgaste o por opacidad”. Lo escribió Anaïs Nin y vale también en esta ocasión. Errores, traiciones, desgaste, hay de todo en este feuilleton andaluz que vio los créditos la semana pasada y probablemente será olvidado pronto. Susana Díaz sale de escena y, como en todos los dramas que se respetan, no de manera dulce. La transición socialista, la que más habían intuido después de haber cedido Palazzo San Telmo al centro-derecha, de suave tiene poco, a pesar de las garantías del vencedor Espadas que quiere llevar consigo también algún elemento que apoyó a Díaz.

Ya sea que dimita o se haga dimitir como secretario general del PSOE de Andalucia, el Díaz difícilmente volverá a su audiencia que durante muchos años la ha amado pero que en el último episodio ha apoyado Espadas, en las primarias para la Junta, con un aplastante 55%. No creemos que Susana acepte papeles de comprimario y Ferraz, que desde hace años se la ha ligado al dedo, a pesar de afirmar que “no consideramos que tengamos ningún problema de orden interno que debamos abordar” como destacó José Luis Ábalos, Secretario de Organización y Ministro de Transportes, la quiere fuera de escena. Diecisiete puntos de desventaja son muchos, demasiados.

Tal vez Díaz había creído en ello, en la sensibilización puerta a puerta de sus tropas históricas, pero en los últimos tiempos la suerte – siempre que se trate de eso – parece haberle dado la espalda. Renovacion y unidad, sentencia Sánchez, que no quiere esperar gestos voluntarios de Díaz. Tras las elecciones del 4-M y la contundente derrota electoral, José Manuel Franco no ha dejado de ser secretario de la federación madrileña. En Sevilla no es así, aunque el feuilleton ha terminado. 

Errores, traiciones, desgaste, hay la fatiga de un sistema de poder en esta historia. Y precisamente sobre quién se queda y quién se va del aparato político de Díaz podría haber la verdad del exit de la ahora ex presidenta. Una negociación, no demasiado laboriosa, con Espadas como para mantener a alguien en el poder.

Share:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
On Key

Related Posts

Noruega über alles

Si toda Europa llora, hay un país que desde la guerra Rusia-Ucrania está ganando dinero. Los ingresos de las compañías energéticas noruegas pasarán este año