“Querido abuelo, tus teorías son viejas”. Firmado, Sophie Freud

A pesar de ser su sobrina, Sophie Freud no tuvo mucha simpatía por su abuelo Sigmund. A pesar de hacer el mismo trabajo, la psicóloga nacida en Viena y que murió el viernes a los 97 años en Massachusetts no creía en muchos conceptos filosóficos elaborados por él, como el de la llamada “envidia del pene” o la escasa centralidad, a su juicio, de la mujer.

Llegó a decir: “A mis ojos, tanto Adolf Hitler como mi abuelo eran falsos profetas del siglo XX”. Sophie creció en una familia turbulenta e incluso su matrimonio fue frustrado, terminando en separación después de cuarenta años. “Muy escéptica” – como dijo varias veces a los periódicos – no solo sobre las teorías del abuelo, pero un poco en todo. Profesora de psicología en la Universidad de Simmons en Boston, creía que lo que decía el más famoso de los Freud estaba superado: Sigmund y el dictador del nacionalsocialismo tenían, según ella, en común “la ambición de convencer a otros hombres de la única verdad que habían descubierto”.

Share:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
On Key

Related Posts

El éxodo anunciado

Huyen a Georgia o Finlandia. Largas colas de ciudadanos rusos que abandonan el país para evitar el reclutamiento forzado decidido por Putin. El presidente ruso