Rushdie apuñalado, 33 años después de la “fatwa” de Khomeini. Perderá un ojo

“La invitación” del ayatolá Komeini a “todos los valientes musulmanes” – la famosa fatwa para los infieles – se remonta a 1989. “Mátalos sin demora, para que nadie se atreva a insultar las sagradas creencias de los musulmanes”. Y Salman Rushdie, que entró por derecho en la lista de proscripción por su libro “Los versos satánicos”, best seller en todo el mundo, ayer se enfrentó a la triste realidad.

Las fatwas no se anulan y un fanático lo apuñaló (perderá un ojo, se le han cortado los nervios del brazo y varias puñaladas han dañado el hígado) cerca de Nueva York durante una conferencia. El agresor se llama Hadi Matar, tiene 24 años, es originario de una pequeña ciudad de New Yersey, y, como han atestiguado los presentes, “se ha lanzado contra Rushdie como una furia”.

“Versos Satánicos” es un libro prohibido por el mundo musulmán desde hace 30 años. El escritor vive bajo escolta desde siempre. Otro fanático trató de matarlo en 1989 en Londres, pero fue víctima de la bomba que él mismo fabricó para quitar de en medio a Rushdie (sobre el cual cuelga una recompensa de 3,3 millones de dólares).

Su traductor italiano, Ettore Capriolo, fue víctima hace treinta años de una agresión y de un apuñalamiento. Se salvó, a diferencia del japonés, Hitoshi Igarash. Rushdie, que es ciudadano británico, se hizo famoso ganando el Premio Booker con “Los hijos de la medianoche”, luego en el 88 “Los versos satánicos”, una novela en la que se revisita irónicamente el islamismo.

Share:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
On Key

Related Posts

El éxodo anunciado

Huyen a Georgia o Finlandia. Largas colas de ciudadanos rusos que abandonan el país para evitar el reclutamiento forzado decidido por Putin. El presidente ruso