Al final será Macron-Le Pen, en el día de la caída de los partidos tradicionales

¿Un presidente de derechas no moderado en Francia cambiaría el equilibrio europeo? Esto es lo que tendrán que decidir los electores el 24 de abril, cuando Emmanuel Macron con el 28,6% y Marine Le Pen con el 23,4% de ayer, competirán en la segunda vuelta. “Serán días decisivos” subraya Macron, que reúne a los demás candidatos excluidos de la carrera final: la republicana Valérie Pécresse, la socialista Anne Hidalgo, el ecologista Yannick Yadot, Fabien Roussel y Jean Luc Mélenchon lo apoyarán, lo han hecho saber desde el principio. Lo que iba a ser la sorpresa, Éric Zemmour, más a la derecha de él no se puede, le dará una mano a Le Pen.

Mientras caen los partidos tradicionales, clara indicación del voto de ayer, ya se hacen las previsiones. Favorito Macron, sin embargo, no se distancia de la rival y en el mejor de los casos, al menos según las encuestas, ganará con el 55% de los votos. El resultado habla del declive tanto de la derecha gollista como de la izquierda moderada (Hidalgo se ha mantenido firme en un increíble 2%). La izquierda radical de Jean-Luc Mélenchon, en un 20%, podría finalmente, para detener a la extrema derecha, ayudar a Macron. Mal ecologistas, solo al 5% y Zemmour, al 7% después de casi el 17% en las encuestas antes de la votación.

Share:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
On Key

Related Posts

El éxodo anunciado

Huyen a Georgia o Finlandia. Largas colas de ciudadanos rusos que abandonan el país para evitar el reclutamiento forzado decidido por Putin. El presidente ruso