Aumenta la tensión. Noruega denuncia: buques y submarinos nucleares rusos en el Mar Báltico

Helicópteros y “carne humana”, la que Moscú puede permitirse perder en grandes cantidades. Todos en la frontera, jóvenes soldados que morirán en el frente por la nueva ofensiva terrestre en Donbass que Putin quiere. Una campaña militar masiva, tal vez para ocultar los verdaderos resultados de una guerra que no produce efectos esperados, y palabras consecuentes. “Occidente está llegando al punto de no retorno”, dijo el ministro de Asuntos Exteriores, Lavrov.

Las tropas ucranianas resisten en el este del país: símbolo es la ciudad de Bakhmut, donde se combate desde hace meses. En el día 358 de la invasión, Rusia tiene dificultades para abastecer al ejército de tanques, habiendo perdido la mitad en el campo y no poder construir demasiados debido a las sanciones occidentales. Volverá atrás en el tiempo, enviando al frente los construidos en la época soviética.

Mientras tanto, con la paz cada vez más lejana (no se ve por ahora quién puede sentarse a una mesa), momentos de verdadera tensión se vivieron ayer con aviones holandeses de la OTAN que se levantaron rápidamente para detener tres aviones rusos “fuera de lugar” en la zona de Kaliningrado, el espacio aéreo de Moldavia ha sido cerrado y Noruega ha advertido que Moscú ya está desplegando buques y submarinos con armas nucleares tácticas en el Mar Báltico.

Mientras esperan un inminente ataque ruso de grandes proporciones, los militares estadounidenses establecen prioridades: “En lo que realmente debemos centrarnos ahora es en la capacidad de Ucrania para defender los cielos a través de la artillería aérea, equipada con las municiones adecuadas. Los aviones de combate no son y no serán tan cruciales contra la aviación rusa”. Hace tiempo que han dejado claro que la contraofensiva de Kiev tendrá lugar en primavera.

Share:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
On Key

Related Posts

Confusiones

(P. Fernando Pascual) – Hay confusión sobre economía y sobre política, sobre ética y sobre medicina, sobre la vida y sobre la muerte, sobre las

Treinta años sin Fellini

Rimini ha homenajeado a su Maestro, el Artista que ha hecho de sus lugares nativos y de sus turbaciones una ciudad de papel maché y