Carletto, el invencible

Ahora podemos decir que Carletto es el mejor en circulación, el único que ha ganado el título en cinco países diferentes. Le faltaba España, el país que quizás Ancelotti ama más. Post scriptum: no siempre ha sido tan simple. Después de una carrera importante, especialmente en la capital italiana, el lado de la Roma, donde lo adoran, el comienzo como entrenador, a los 36 años, no fue el mejor.

En Reggio Emilia después de 6 derrotas en los primeras siete partidos, estamos en la Serie B, comenzando a correr el rumor de que no es apto para el banquillo. Hoy es un sacrilegio – nadie sabe estar bien en el banquillo, tranquilo y sereno, como Carletto y sobre todo mantener unido el grupo en el vestuario – pero entonces… Y así desde aquel difícil momento, cerca de la despedida, Ancelotti construyó, sobre todo en el extranjero porque en Italia solo ganó con el Milan, su extraordinaria carrera. Una demostración más del genio del hombre.

Y decir que en Italia siempre lo han visto como demasiado poco personaje, demasiado ganador, demasiado capaz en definitiva. Siempre ha hecho envidia a alguien también y sobre todo porque nunca ha levantado la voz. Ahora los señores de la contestación han desaparecido. No ganas en Italia, España, Alemania, Inglaterra y Francia, no te conviertes en el rey o en le roi, the king, si no tienes dos pelotas así.

En el curso de su aventura ha llevado, en los últimos años como segundo, a su hijo David, que ya está listo, con un maestro así, para clubes bastante importantes. Y en España habría muchas por ocupar. Arrigo Sacchi fue uno de sus mejores profesores. “¿En qué me diferencio de Sacchi? En nada espero. Ser su copia no es diminutivo para mí, es una ambición. Lo conocí cuando tenía 28 años y pensé que lo sabías todo sobre el fútbol, pero me di cuenta de que sabía muy poco”, dijo una vez.

Luego Parma, Juventus, una plaza que no lo quiere y donde pierde un scudetto en el “pantano” de Perugia. El 2000, al año siguiente estará en el Milan donde comenzará la escalada al éxito. En cinco países. Con la guinda de España, en su amado Real Madrid, donde ganó la Décima Champions, como última etapa. O penúltima, conociendo a Carletto.

Share:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
On Key

Related Posts