Como en España. Polonia elige Europa y rechaza las aceleraciones a la derecha

Como la primera vez que votaron, después de la dictadura comunista. Participación sin precedentes en Polonia (73% de los votantes, fue del 62,7% en 1989), donde esta vez se decidía el futuro del país: euroescéptico o firmemente en Europa. Porque en ocho años de gobierno encabezado por los conservadores de Justicia y Libertad (PiS) muchos polacos han dudado de la permanencia democrática del país.

El PiS de Jarosław Kazcyński se confirmó como la primera fuerza política, pero perdió la mayoría en el Parlamento y cualquier alianza que se estudie no gobernará. Gracias a la Plataforma Cívica, el partido de la oposición dirigido por la figura que reúne a todos los que están a favor de una Europa unida, Donald Tusk, antiguo primer ministro y ex presidente del Consejo Europeo.

La votación había sido definida como “la última oportunidad de salvar la democracia” y cambia los escenarios en el continente, especialmente después de la votación similar en España hace unas semanas, en el que los electores han rechazado a las fuerzas euroescépticas, dando probablemente al país un Gobierno dirigido socialista. Pero en Polonia Tusk podría encontrar oponentes adicionales, el presidente Duda que está “cerca” del PiS, el Tribunal Constitucional y muchas instituciones controladas por el partido que ha gobernado casi una década.

Entre las prioridades del posible gobierno de Tusk están “descongelar” los fondos de la Comisión Europea, detenidos en Bruselas por los continuos brazos de hierro con el PiS, y el restablecimiento de la independencia de los jueces, además, por supuesto, devolver a la prensa una dignidad tan limitada en el pasado.

Share:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
On Key

Related Posts

Confusiones

(P. Fernando Pascual) – Hay confusión sobre economía y sobre política, sobre ética y sobre medicina, sobre la vida y sobre la muerte, sobre las

Treinta años sin Fellini

Rimini ha homenajeado a su Maestro, el Artista que ha hecho de sus lugares nativos y de sus turbaciones una ciudad de papel maché y