Cosas buenas y otras incomprensibles

Hay algunas cosas que entendemos y otras no. Es evidente que el Villamarín debe permanecer abierto para el partido decisivo con el Villareal: cerrarlo por completo habría significado falsear el campeonato. Y que la Apelación corrigió el tiro nos parece justo.

En cambio, hay hechos que seguimos sin entender: ¿por qué Guido, que es jugador fundamental en este equipo, tuvo que ir a Argentina, a jugar (quizás) en una selección ya cualificada? Podrían decirnos que es parte del trato. Claro, pero considerando que Guido era positivo hasta “hace un minuto”, ¿no podrían dejarlo en paz? ¿Por qué obligarlo a un largo viaje ida y vuelta en tres días y a privar (de hecho) el Betis de él para el importantísimo partido de la Copa del Rey con la Real Sociedad?

Así como no entendemos algunos títulos de periodicos leídos aquí y allá, veladas críticas al mercado invernal de Betis. Ya que no hay más Maradona en circulación, ¿por qué modificar ahora un equipo que tiene equilibrios perfectos y juega un gran fútbol? El Betis ya ha demostrado que se ha proyectado en la nueva dimensión, la del fútbol que cuenta, con las renovaciones de sus fuera de serie (de mister Pellegrini a Canales, de Fekir a Rodri etc.) y en la programación atenta del próximo mercado, el verdadero que no sirve para remendar los agujeros de la plantilla (que el Betis no tiene). Y ayer, además de nombres ya conocidos como el de Luiz Felipe y Alex Fernández que están muy cerca, apareció el de Fabian Ruiz, un jugador que adoramos.

Share:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
On Key

Related Posts

El éxodo anunciado

Huyen a Georgia o Finlandia. Largas colas de ciudadanos rusos que abandonan el país para evitar el reclutamiento forzado decidido por Putin. El presidente ruso