Cuando una herramienta de cocina se convierte en una verdadera pasión

Informaciones y curiosidades sobre un utensilio muy amado por los barman 

Son muchos los utensilios que los barman utilizan en su oficio. Entre ellos los más comunes son, sin duda, los shakers y los mixing-glass. Sin embargo, hay muchos otros que, además de su función publicitaria, son implicados a diario en este tipo de trabajo. Un ejemplo pueden ser la pinzas para el hielo, las cucharas para el mixing-glass, los vasos, las bandejas y los ceniceros, entre otros.

En cambio, uno de los objetos que, a pesar de su función publicitaria, es un perfecto aliado en este oficio es la jarra de agua, implicada específicamente para el whisky. La historia nos enseña que la mejor manera para servir el whisky – el más noble entre todos los destilados-  es echarle un poquito de agua fría más que helada, con las proporciones de dos tercios de whisky y un tercio de agua. 

Así los expertos aman disfrutar de este preciado destilado. Debido a esta razón empezó la producción de las famosas “Whisky jugs”, unas jarras publicitarias de varias formas y colores que desde finales del siglo XIX siguen acompañando este destilado creando un connubio sin iguales. 

La jarra, un utensilio tan sencillo y, al mismo tiempo, tan intrigante por sus formas y colores, desde siempre ha encantado a los barman y a todos aquellos que trabajan en el sector, los cuales han hecho de este objeto un utensilio de trabajo incluso antes de que llegara a ser un objeto de colección.

De hecho, la pasión por coleccionar jarras de whisky es bastante reciente y se desarrolla alrededor de los anos ’50 y ’60, expandiéndose muy rápidamente hasta llegar a Australia donde nació la primera (y, de momento, la única) asociación de coleccionistas que reúne a expertos y apasionados procedentes de todo el mundo. 

¿Dónde se produce este tipo de jarras? Sin duda el país más comprometido es Inglaterra, la indiscutible patria del Whisky pero se pueden encontrar muchas de estas empresas tanto en América como en muchas áreas de Europa. Entre otras se pueden mencionar las famosas Royal Dulton, Wade Regicor, la francesa Moluin de Luop y las Piola y Euroceramics que son italianas.

Con el tiempo, todas estas han producido jarras publicitarias que se han convertido hoy en día en unos objetos anhelados por los muchos coleccionistas y amantes de cada rincón del mundo. 

¿Cómo distinguir una jarra antigua de una simple jarra moderna?

Por supuesto la edad del objeto juega un papel muy importante. De hecho, una gran ayuda nos la pueden dar el logotipo que normalmente está impreso en ellas y la marca de la fabricante que nos puede rastrear hasta el año de su producción.  Esto hace que se pueda identificar una jarra antigua muy visiblemente y de manera muy sencilla. En cambio, por lo que se refiere a la rareza de la pieza, mucho depende de la cantidad de jarras producidas en el mismo año. Mejor si se trata de una serie numerada o incluso si la producción se debe a destilerías que ya no existen. 

Las jarras llevan normalmente el logotipo del whisky al que representan o de la destilería donde se produjeron y son de varias medidas y colores. 

Las grandes empresas como Johnnie Walker,  Buchanans,  Bowmore, Dewars se quedan hoy, las mayores productoras en este sector, contribuyendo a crear la fama que con el tiempo se les ha atribuido a estos utensilios, lo cual ha hecho de sus jarras las más anheladas. 

Muchos son los coleccionistas que, debido al pequeño espacio, se han enfocado en la colección de piezas de una sola destilería quizás coleccionando no solo sus jarras sino todos los objetos que llevan su nombre. 

Aunque se puedan encontrar de muchas medidas, podemos reagrupar las jarras en mini-jugs (muy anheladas), normales y en king-size jugs.

Las jarras publicitarias han sido producidas con todo tipo de material, de la terracota a la porcelana, del plástico al aluminio, del vidrio a la madera, aunque la mayoría de ellas es en cerámica. 

Hoy en día en Italia existe una página web creada y gestionada por el increíble web-designer Sergio Brivio con el intento de crear un espacio virtual que fuera de encuentro para todos los amantes de las jarras.

En esta página, además de un espacio dedicado a las preguntas más frecuentes, hay una maravillosa colección de 3200 piezas procedentes de todo el mundo. 
La página que se puede visitar gracias al siguiente enlace www.whiskyjugs.it, va a ser un medio de iniciación al tema para todos aquellos que quieren acercarse al fascinante mundo de las jarras publicitarias de whisky.

Share:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
On Key

Related Posts

Pronósticos sobre el futuro

(comentario de P. Fernando Pascual) – Continuamente leemos pronósticos sobre el futuro. A veces, sobre el futuro más cercano: la economía volverá a activarse el