Comeremos carne sintética. Pero a expensas del medio ambiente

No será una revolución a favor del medio ambiente, una que muchos predican. La carne cultivada en laboratorio, que proporcionaría proteínas animales, haría más daño que bien, según un estudio británico.

Actualmente, el 15% del total de las emisiones de gases de efecto invernadero son producidas por las granjas. Además, se desperdicia una gran cantidad de agua y se producen piensos industriales de forma intensiva que, por lo tanto, perjudican al medio ambiente. Las células madre que se transforman en fibras y “se compactan” en carne -que aún no están en el mercado porque costarían demasiado, por el momento- dañarían el medio ambiente por la producción de metano.

Una solución que no parece la más apropiada. También porque, teniendo en cuenta la ventaja de reducir la explotación del suelo y los mataderos, las carnes sintéticas contaminan si se producen a gran escala: las hormonas y las sustancias químicas utilizadas para cultivar las células que dan inicio a todo contaminan el suelo.

Share:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
On Key

Related Posts

Pronósticos sobre el futuro

(comentario de P. Fernando Pascual) – Continuamente leemos pronósticos sobre el futuro. A veces, sobre el futuro más cercano: la economía volverá a activarse el