¿Cómo se comportará China? Mientras Kiev recibe la primera dosis de bombardeos en los barrios residenciales, el mundo mira con preocupación el posible suministro de armas a Rusia por parte del país asiático. China informa, a través del ministro de Asuntos Exteriores, Wang Yi, de que “China no forma parte de la crisis, y mucho menos quiere verse afectada por las sanciones”, las que Occidente ya ha sancionado a Moscú. Pero las demandas de Putin a China, según fuentes americanas, serían de misiles tierra-aire, drones, vehículos blindados, vehículos para la logística y equipo para la inteligencia: en el caso, es una implicación directa bastante explícita.

Kiev está en apuros. Algo no va, se ha comprendido incluso antes del vigésimo día de la invasión, en el ejército de Putin y en la campaña militar pensada originalmente como un simple blitz. El uso indiscriminado de misiles incluso contra objetivos civiles es una prueba de ello. Frente a las atrocidades de los rusos, tiene poco sentido preguntarse: ¿harán en las capitales ucranianas lo mismo que en Grozny? El riesgo de una trampa mortal no sólo para los ciudadanos restantes, sino también para los propios rusos es real.

Mientras tanto, siguen lloviendo bombas: un condominio de nueve pisos en Kiev, en Oblon, siempre al noroeste de la ciudad donde parece concentrarse los ataques, ha sido golpeado causando dos muertos y heridos. En caso de que Kiev sea asediada, sólo podrá resistir, según los analistas, dos semanas por lo que se perfila como un baño de sangre. Dramática la situación en Mariupol con más de 2500 muertos desde el inicio de la guerra. Ahora también es un conflicto de mercenarios y de atrocidades jamás vistas. Putin quiere a toda Ucrania, hoy otras negociaciones.

Share:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
On Key

Related Posts

Noruega über alles

Si toda Europa llora, hay un país que desde la guerra Rusia-Ucrania está ganando dinero. Los ingresos de las compañías energéticas noruegas pasarán este año