Hemos descubierto el misterio. Quitarse la corbata hace que la temperatura corporal baje de dos a tres grados y, por lo tanto, hay menos necesidad de aire acondicionado. Esta es la explicación de lo que dijo el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el otro día en la conferencia de prensa. Inusualmente desprovisto del accesorio símbolo (hasta ahora) de la elegancia, el “premier” español dijo que esto es una pequeña contribución para contrarrestar la crisis energética. Parece que sus ministros también comenzarán a usar camisas o camisetas, sin adornos innecesarios.

Podrá protestar el rey italiano de las corbatas, Marinella, pero las señales son señales, como que los termostatos ibéricos tendrán que estar por debajo de los 27 grados en verano y más allá de los 19 en invierno. Como nos ha revelado el periódico francés France Info, los sacrificios deben hacerlos siempre los mismos. Un periodista ha documentado que en los coches azules aparcados frente al Elíseo estaba en funcionamiento el aire acondicionado. Aunque estaban vacías, estaban todas con el motor encendido. Los ministros y los altos funcionarios no soportan el calor.

Share:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
On Key

Related Posts

Noruega über alles

Si toda Europa llora, hay un país que desde la guerra Rusia-Ucrania está ganando dinero. Los ingresos de las compañías energéticas noruegas pasarán este año