La energía que nos deja sin energía

El respeto de los ruidos y de los vecinos, es decir, prestar atención a los decibelios de la lavadora que por el aumento de los costes energéticos ahora que conviene hacerla trabajar por la noche, podría ya no ser la misión imposible de este verano. Y esto por la simple razón que va arriba, cada vez más arriba, el coste de lo que necesitamos, tanto, como han documentado los periódicos, como para dejar a las familias con menos recursos a sufrir el infernal calor del exterior sin poder encender el aire acondicionado porque cuesta demasiado. 

El Gobierno ha intentado poner un parche con la bajada del IVA al 10%, pero, calculan, esta rebaja en una factura media vale un tercio del aumento. Los precios de la luz están por las nubes, récord sobre récord, indican que es el segundo más caro de la historia (a 101 euros por Mwh).

¿Pero por qué pagamos tanto? ¿Por las altas temperaturas? Pero siempre ha habido. ¿Por los precios de la energía en el mercado que aumentan si es renovable? En la incertidumbre – si poner la lavadora por la noche, riesgo de multas muy gordas, o si encender el aire acondicionado y el riesgo de no llegar a fin de mes – nos tomamos estos subidas, que nos dejan todos sudados. La sensación es que sólo somos el resultado de los experimentos que hacen con nosotros.

Share:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
On Key

Related Posts

El éxodo anunciado

Huyen a Georgia o Finlandia. Largas colas de ciudadanos rusos que abandonan el país para evitar el reclutamiento forzado decidido por Putin. El presidente ruso