La información en la jaula

La información incómoda es rechazada por muchos poderosos en todo el mundo, pero en Rusia desde ayer también es ilegal tener opiniones diferentes. Se retiró la licencia del histórico periódico Novaya Gazeta, conocido por haber tenido en la redacción a Anna Politikovlsya, asesinada en 2006.

Han pasado muchos años, pero las condenas siguen cobrando víctimas. “Escribiré a todos. Empezad a escribirme. Os amo” gritó el colega Ivan Safronov, periodista y ex colaborador de Kommersant y Vedomosti, ex consejero del jefe de la agencia espacial rusa Roskosmos, después de haber sido condenado por un tribunal moscovita a veintidós años de colonia penal. Alta traición: habría colaborado con los 007 de Alemania y la República Checa.

Dos golpes mortales a la información el mismo día. De nada ha valido la mediación con el Kremlin del director de Novaya Gazeta, el premio Nobel Dmitri Muratov, para seguir publicando.

Share:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
On Key

Related Posts

El éxodo anunciado

Huyen a Georgia o Finlandia. Largas colas de ciudadanos rusos que abandonan el país para evitar el reclutamiento forzado decidido por Putin. El presidente ruso