Las soledades (y mentiras) de los poderosos. El ad de Benetton confiesa: “Como gerentes sabíamos desde 2010 que el puente Morandi estaba en riesgo de derrumbe”

Temía por su puesto de trabajo, Gianni Mion. Como cualquier empleado que tiene que alimentar a su esposa e hijos. Como cualquier repartidor que falla una entrega. Qué frágil es el poder que nos hacen ver.

Mion fue director ejecutivo de la Benetton Edition cuando se derrumbó el puente Morandi en Génova. En el juicio por las 43 víctimas del derrumbe, el manager se ha librado de un peso insoportable, el que se llevan en general sobre los empleados de compañías intocables: no poder decir la verdad.

Mion finalmente lo dijo. “El puente tenía un defecto de diseño original y estaba en riesgo de colapso. Pregunté si había alguien que certificara la seguridad y el DG Riccardo Mollo me contestó: ‘nos la autocertificamos’. No dije nada y me preocupé. Era simple: o se cerraba o te lo certificaba un externo. Después de aquella reunión habría tenido que hacer ruido, pero no lo hice. Quizás porque me importaba mi trabajo. No hice nada, y es mi gran pesar”.

La tragedia de Génova está toda en estas palabras finales: “No estábamos preparados para gestionar una red de autopistas”.

La reunión en cuestión tuvo lugar, con el ad de Aspi Giovanni Castellucci, Mion, Mollo y Gilberto Benetton, así como el colegio sindical de Atlantia, ocho años antes del colapso estructural del puente. Todo el mundo lo sabía, como el Comité de Víctimas dijo varias veces.

No se sabe si al final alguien pagará por lo sucedido, pero es cierto que el 14 de agosto de 2018 43 fueron al encuentro de una muerte anunciada. Y nos llevó cinco años saber la verdad, cualquier verdad sobre lo que pasó. Un flujo de conciencia de un gerente dominado por el miedo fue suficiente para decirnos qué país vivimos.

Share:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
On Key

Related Posts

Confusiones

(P. Fernando Pascual) – Hay confusión sobre economía y sobre política, sobre ética y sobre medicina, sobre la vida y sobre la muerte, sobre las

Treinta años sin Fellini

Rimini ha homenajeado a su Maestro, el Artista que ha hecho de sus lugares nativos y de sus turbaciones una ciudad de papel maché y