Misión cumplida para Bezos. Quien quiera ir al espacio ahora puede hacerlo (a 28 millones de dólares)

A 52 años del más famoso alunizaje de la historia – también porque el único, el desembarco sobre la Luna – el mismo día el hombre que tiene en la mano las llaves del mundo con su Amazon, Jeff Bezos, se ha quitado su capricho. Pensando mal, no es más que una perfecta operación de marketing para lanzar su empresa de viajes espaciales, el Blue Origin, pero cruzar la frontera – lugar convencionalmente a cien kilómetros de altura, la nave de Bezos llegó a 106 – sin embargo, es objeto de crónica y admiración.

Jeff trajo consigo a cuatro “turistas” y 11 minutos después del lanzamiento, volviendo a la base, también se permitió ser el presentador de la astronave: “Felicitaciones y bienvenida de nuevo a la Tierra”. Más de doscientos mil millones de dólares de patrimonio, Bezos ha sentenciado a su regreso que “ver nuestro planeta desde el espacio te cambia y cambia tu relación con la humanidad”. Nos lo imaginamos. Sólo hay que empezar a ahorrar y reunir los 28 millones de euros que parece que se necesitan para viajar 11 minutos en dirección norte.

Lo que puede haber molestado al señor Amazon tal vez es que su cohete fue al espacio por segundo – a veces es difícil la vida de los multimillonarios – porque el primer viaje (también reducido a 80 kilómetros) lo hizo sir Richard Branson, el de Virgin. Sin embargo, al final abrió la botella clásica de champán (no presurizada).

Share:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
On Key

Related Posts

El éxodo anunciado

Huyen a Georgia o Finlandia. Largas colas de ciudadanos rusos que abandonan el país para evitar el reclutamiento forzado decidido por Putin. El presidente ruso