Polonia intenta silenciar a la prensa. Primer sí en el Parlamento

Polonia siempre en primer plano por sus decisiones ultraconservadoras sobre temas clave como el aborto y la homosexualidad. Esta vez el intento del ejecutivo, capitaneado por el partido soberano Derecho y Justicia (Pis) de Jarosław Kaczynski (foto), apunta a poner una mordaza bastante evidente a la prensa. En particular, en el punto de mira de los políticos conservadores polacos estaría el canal TVN, muy seguido y propiedad de Discovery, es decir, americano. La ley que recibió el primer sí del Parlamento (228 votos a favor y 216 votos en contra, lo que da la idea de cómo está dividido el país) establece que los medios de comunicación polacos no pueden estar controlados por propietarios extranjeros.

Es evidente que de esta manera una voz incómoda como TVN sería sacada del mercado por verse obligados a convertirse en socios minoritarios. Desde hace tiempo, Polonia está bajo vigilancia de la Unión Europea por sus decisiones consideradas no liberales, como la de la reforma del sistema judicial o, precisamente, las relativas al aborto y la homosexualidad, que parecen dictadas por ambientes ultraconservadores. Después de la primera aprobación, ahora la ley pasará al Senado, donde la oposición ha prometido lucha para que no se apruebe la ley mordaza. Mientras tanto el Gobierno vive días difíciles y el futuro del país, dividido como nunca, pasa también por estas decisiones.

Share:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
On Key

Related Posts

Las colas ardientes de la desolación

Seis mil personas evacuadas. El muro de lava que con sus ríos ardientes e implacables sumerge todo, casas, casi doscientos, naturaleza, bienes y recuerdos: porque en