Si los ingleses pierden la paciencia

¿Qué les pasa a los ingleses? Su proverbial self-control y la impertubabilidad que han enseñado a todo el mundo parecen haber caído con un doble golpe que han digerido mal. Obra de los italianos, un pueblo descoordinado y anarquista que desde Inglaterra no ven bien desde siempre, pero que siempre han sabido valorar. Pues bien, los italianos primero ganan la Eurocopa en su casa (en el último penalti, por mala suerte deportiva) con los ingleses que en Wembley ya celebraban – antes del partido – el título. 

Por desgracia, ese partido con los Azzurri víctima predestinada aún no había terminado. Y ahora en los Juegos Olímpicos: primero los italianos han puesto en el techo del mundo el hombre más rápido del planeta, Marcel Jacobs, hasta ese momento un casi ilustre desconocido y luego ayer ganaron pura la 4 por 100 hombres, venciendo a los súbditos de Su Majestad por un céntimo. Igual que en la Eurocopa. Los ingleses lo toman mal: primero, con la victoria sobre los 100 metros, sale alguna voz de dopaje del atleta italiano, luego hoy el Daily Mail titula: “¡Not Italy again!” poniendo sal en la herida.

Se han enfadado: el sprint de Tortu que ha recuperado terreno a los ingleses no ha sido digerido. Aquí no hay trampas. Por una ley extraña del deporte los británicos perdieron, incluso donde estaban convencidos de ganar y también en las disciplinas donde obtuvieron los mejores resultados. Será culpa de Brexit, quizás. O de Chiellini y Bonucci, que pero en la pista, por lo que sabemos, no competían.

Share:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
On Key

Related Posts

Noruega über alles

Si toda Europa llora, hay un país que desde la guerra Rusia-Ucrania está ganando dinero. Los ingresos de las compañías energéticas noruegas pasarán este año