A 240 kilómetros en autopista. Detenido holandés en Ferrari: pensaba que la Costa del Sol era un circuito

Según la leyenda, el Holandés volador es una nave fantasma que no se sabe a dónde va. La Guardia Civil, cuando se las arregló para detener y no sin dificultad otro holandés volante a la altura de Torremolinos en la autopista AP-7, en lugar de que los fantasmas encontró conduciendo un Ferrari un hombre que iba a 240 por hora donde los límites son de 120. Fue detenido, después de haber vivido en el coche su media hora de pelicula, con cambios de carril repentinos, adelantamientos más que atrevidos, en definitiva, un peligro real para los automovilistas que se encontraban pasando por la zona.

El holandés, que según los agentes había llegado incluso a alcanzar los 270 kilómetros por hora, se justificó diciendo que fue a esa velocidad (los hechos son del 13 de agosto) para no perder el vuelo en el aeropuerto. También Johann Cruijff iba rápido a los terrenos de juego, haciendo historia de Barcelona, pero nada tenía que ver con este compatriota inútil.

Share:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
On Key

Related Posts

Noruega über alles

Si toda Europa llora, hay un país que desde la guerra Rusia-Ucrania está ganando dinero. Los ingresos de las compañías energéticas noruegas pasarán este año