Adiós Michela Murgia escritora sin miedo. Una vida dedicada a los derechos de todos

Acabar. Así terminamos, de repente o, como hizo Michela Murgia, informándonos de sus “preparativos para las vacaciones” como los llamó el gran poeta Remo Pagnanelli, haciendo saber a todos de su cáncer, haciendo evidente la situación. La transparencia, esta es la primera cifra estilística y política de la escritora sarda que murió ayer a los 51 años, la claridad extrema, para que no haya equívocos. La misma de su Accabadora (título de la novela, traducido a veintiún idiomas, que la hizo famosa en Italia y en el mundo), la mujer-mito quizás nunca existió, que iba de los agonizantes para terminarlos y poner fin a sus sufrimientos.

Y esta sed de verdad la ha expuesto demasiado. Se ha visto afectada por las criticas de la derecha contraria a los derechos por las que Murgia ha luchado toda su vida, proceso natural después de haberse convertido en icono de quienes creen en la inclusión y la solidaridad.

Una existencia totalmente contracorriente, pero nadie como usted ha representado lo que es un escritor, una persona destinada a la lucha y a la soledad. Precisamente para escapar del cerco de la ignorancia, de la regresión social que estamos viviendo en nuestra piel, Michela amplió su familia (y antes de morir se casó), dejando a su “común” la continuidad de sus batallas.

Nacida en Cabras, en la provincia de Oristano, de familia pobre, ha realizado trabajos dispares, camarera, profesora de religión, empleada de call center, conserje de hotel. Murgia también fue moderna en esto, en saber exactamente de lo que hablaba. En su Il mondo deve sapere, llevado a las pantallas por Virzì (Tutta la vita davanti) la protagonista es una vendedora de aspiradoras. Ella.

En Ave Mary, sabio sobre feminismo y formación católica (la suya), hace comprender a todos lo avanzado que estaba, no solo literariamente, sino también sobre los nuevos lenguajes, en las redes sociales (y televisión) que explotó de manera magistral precisamente para contraponer la búsqueda de una (alguna) verdad al oscurantismo de nuestros días. Tre ciotole es su último libro.

Share:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
On Key

Related Posts

Confusiones

(P. Fernando Pascual) – Hay confusión sobre economía y sobre política, sobre ética y sobre medicina, sobre la vida y sobre la muerte, sobre las

Treinta años sin Fellini

Rimini ha homenajeado a su Maestro, el Artista que ha hecho de sus lugares nativos y de sus turbaciones una ciudad de papel maché y