Alemania, todo para Ucrania. Aparte del embargo de gas ruso

El mundo ha descubierto por qué Alemania, a pesar de ser un socio occidental convencido partidario de Ucrania, tiene posiciones tibias sobre el embargo del gas ruso. A los alemanes, según Bundesbank y contrariamente a las estimaciones anteriores, la prohibición de las importaciones les costaría 180000 millones de euros, es decir, el 5% del producto interior bruto. Una verdadera desgracia que los alemanes quieren evitar.

Decir basta al gas ruso, y el primer ministro Olaf Scholz no lo quiere porque Alemania depende de él al menos para la mitad de sus necesidades, significa desencadenar una crisis de consecuencias imprevisibles. Al menos por ahora. El Ministro alemán de Economía, el señor Habeck, ha dicho que se puede hacer algo importante dentro de un par de años, siempre que nos preparemos para esa fecha. La economía alemana ya se ha reducido un 4,6% en 2020, la inflación podría llegar, en caso de decisiones drásticas, hasta el 10%. Y así, por un lado, Alemania apoya a los ucranianos, se solidariza con ellos, les proporciona armas, pero se opone al cierre de los grifos rusos.

Share:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
On Key

Related Posts

Noruega über alles

Si toda Europa llora, hay un país que desde la guerra Rusia-Ucrania está ganando dinero. Los ingresos de las compañías energéticas noruegas pasarán este año