Ayudas estatales (solo para los ricos)

El pobre ex primer ministro Draghi, que de hecho se fue, se resistió a la presión. Pero lo que parece una prioridad para alguien, en este caso el número 2 del Gobierno italiano Matteo Salvini, el de superar el límite de los 240000 euros para los salarios de los directivos públicos, siempre vuelve a aparecer a las espaldas. Mañana, a menos que se dé la vuelta, el decreto será aprobado por el Consejo de Ministros para la sociedad “Stretto di Messina”, la del Ponte querido por el hombre de la Lega.

En resumen, un decreto se hace por los ya ricos (y el presidente de la República Mattarella ya ha advertido del uso imprudente de los decretos que mortifica al Parlamento), pero absolutamente no por quien no tiene ni siquiera qué comer (véase la cuestión del salario mínimo). Por lo tanto, la diligencia es válida solo en algunos casos. “Para Salvini la prioridad no son las infraestructuras o el desarrollo de Sicilia, sino distribuir regalías a sus amigos”, comentó Riccardo Magi, secretario de +Europa que también habla de “pesebre para patriotas”.

El vicejefe de grupo M5s en la Cámara, Agostino Santillo, va hacia abajo duro: “Renta de ciudadanía no, ayudas a las familias contra el caro-vita no, ayudas contra el caro-mutui ni siquiera, intervenciones para atenuar el coste de la gasolina ni siquiera a hablar. Esta derecha hace los únicos favores a los conocidos habituales y a los que ya tienen. Además, esta elección confirma que a Salvini de las infraestructuras del Sur no le importa nada. Ni siquiera del inútil y farsesco puente sobre el Estrecho. Al ministro solo le interesa el asunto Ponte, con todas sus divisiones y prebendas diversas. Un desastre, puesto sobre la piel de los ciudadanos y con su dinero”.

Share:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
On Key

Related Posts

Confusiones

(P. Fernando Pascual) – Hay confusión sobre economía y sobre política, sobre ética y sobre medicina, sobre la vida y sobre la muerte, sobre las

Treinta años sin Fellini

Rimini ha homenajeado a su Maestro, el Artista que ha hecho de sus lugares nativos y de sus turbaciones una ciudad de papel maché y