El primer apretón de manos fue con el arzobispo Corrado Lorefice. Tres jefes de Estado paseando por Palermo no es cosa de todos los días. Pero un congreso, el organizado entre las Fundaciones para la innovación de los respectivos países, fue la ocasión para reunir al presidente de la República, Sergio Mattarella, el Rey de España, Felipe VI, y al presidente portugués, Marcelo Rebelo De Sousa.

Un paseo por la espléndida Palermo que comenzó en la Catedral, continuó en el Cassaro, en la plaza Bologni y Quattro Canti, donde están las estatuas de los reyes españoles Carlos V, Felipe II, Felipe III y Felipe IV. Y otras iglesias: San Cataldo, la Martorana, Santa María de los Ángeles y Santa Catalina de Alejandría.

El tour incluyó las cárceles secretas del Palazzo Chiaramonte Steri, sede de la Universidad, y el Palazzo Abatellis con sus obras maestras, el “Retrato de Leonor de Aragón” de Francesco Laurana, “La Anunciada” de Antonello de Messina y el conocido “Triunfo de la Muerte”. En Villa Pajno la cena de gala antes del congreso.

Share:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
On Key

Related Posts

Confusiones

(P. Fernando Pascual) – Hay confusión sobre economía y sobre política, sobre ética y sobre medicina, sobre la vida y sobre la muerte, sobre las

Treinta años sin Fellini

Rimini ha homenajeado a su Maestro, el Artista que ha hecho de sus lugares nativos y de sus turbaciones una ciudad de papel maché y