Contra Orban y su ley en decenas de miles en Budapest

A favor de lo que Viktor Orbán, Primer Ministro húngaro, ha llamado “propaganda homosexual” y precisamente contra las posiciones radicales suyas y de la mayoría han desfilado en decenas de miles partiendo de la plaza Madach. En Budapest, una multitud de colores arcoíris protestaron contra la ley, que acaba de entrar en vigor, que prohíbe temas relacionados con la homosexualidad en las escuelas de base. 

La Unión Europea ya se ha pronunciado al respecto: ¿quién decide los temas fundamentales de la educación? En efecto, definió la ley como “discriminatoria y contraria a los valores europeos de la tolerancia y de las libertades individuales”. Orban sabe que tiene al país en sus manos, pero los húngaros, si se expresan individualmente, son mucho más pacíficos que sus líderes: la mitad de ellos son favorables al matrimonio gay.

“Animamos iniciativas en cada país para garantizar la igualdad y la dignidad de todos los seres humanos, independientemente de su orientación sexual o identidad de género”, escribieron conjuntamente las embajadas italiana, británica, alemana y americana. A las notas de “Don’t stop me now” de los Queen, el desfile multicolor, en el día del Orgullo, los manifestantes destacaron que “el Gobierno húngaro ha promulgado una ley muy similar a la ley rusa, que prohíbe expresar cualquier apoyo a la comunidad LGBT y prohíbe el derecho de expresión a las personas LGBT. Una ley duramente criticada por la Comisión Europea y la respuesta de Orban fue convocar un plebiscito para pedir a la mayoría que retirara los derechos de una minoría”.

Share:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
On Key

Related Posts

El éxodo anunciado

Huyen a Georgia o Finlandia. Largas colas de ciudadanos rusos que abandonan el país para evitar el reclutamiento forzado decidido por Putin. El presidente ruso