Cuba, la periodista Acosta cuenta sus días en la cárcel

Acusada de “desacato” y “desorden público”, la periodista Camila Acosta ha estado en las cárceles cubanas durante cuatro días. Ahora está bajo arresto domiciliario. Ha contado que ha visto “una madre con sus dos hijas, a las que detuvieron el día de la manifestación y que fueron duramente golpeadas” y “entre las detenidas había otras mujeres que se habían acercado al lugar de las protestas por curiosidad y habían sido arrestadas, y sus familias no sabían dónde estaban. También se encuentra allí una embarazada, que pide atención médica pero se la negaban”.

Las mismas violencias del tristemente famoso centro de detención “100 y Aldabò”, que controla el Departamento Técnico de Investigación del Ministerio del Interior de Cuba. Una detención política, la de Acosta, que nada tiene que ver con su trabajo. Una vez más, debemos subrayar con fuerza que se ha pisoteado la libertad de expresión. “Ellos intentaron subestimarme, diciendo que no era periodista, que ejercía la profesión de forma ilegal, que no tenía contrato con ABC y Cubanet, y que incluido estos medios habían negado que yo trabajara con ellos”. El intento de presionar “para que pactara y firma comprometiéndome a pagar la multa, que no lo hago, y por eso me aplica el arresto domiciliario”.

Share:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
On Key

Related Posts

El éxodo anunciado

Huyen a Georgia o Finlandia. Largas colas de ciudadanos rusos que abandonan el país para evitar el reclutamiento forzado decidido por Putin. El presidente ruso