Cuando viviremos en un desierto. Por nuestra culpa

Una quinta parte del territorio español está desertificado, lo que lleva al Gobierno a poner en el orden del día una estrategia ad hoc. Como señaló Teresa Ribera, ministra de Medio Ambiente, en el Financial Times, “España es el país de la UE que afronta el mayor riesgo de desertificación”. Demasiada agricultura industrial e irrigaciones salvajes conducen a estas consecuencias – especialmente en el sureste del país – con el efecto de drenar los acuíferos. Si se abusa de los recursos naturales, volver atrás es cada vez más difícil.

Según informa el Financial Times, un estudioso español, Jaime Martínez Valderrama, de la Universidad de Alicante, ha afirmado que, por ejemplo, el terreno para los cultivos de trigo y girasol en Córdoba podría agotarse en 60 años. También los olivos, símbolo de nuestra propia Andalucia, ahora son cultivados “de alta densidad” y, por tanto, requieren un mayor consumo de agua. Aumentar los beneficios, como se ha pretendido en las últimas décadas, conducirá a la inevitable ruina. La desertificación ya es una emergencia.

Share:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
On Key

Related Posts

El éxodo anunciado

Huyen a Georgia o Finlandia. Largas colas de ciudadanos rusos que abandonan el país para evitar el reclutamiento forzado decidido por Putin. El presidente ruso