¿La muerte de Masha cambiará Irán? Ya hay 5 muertos, muchos heridos y cientos de arrestos en las protestas populares

Ya son cinco las víctimas de las protestas populares por la muerte de Masha Amini, la joven de 22 años arrestada y luego golpeada hasta la muerte por no llevar el velo como prescriben las leyes islámicas. Los iraníes no están de acuerdo y siguen adelante en la contestación a la estricta restricción, no solo en el respeto del “decoro”, del presidente conservador, Ebraihim Raisi.

El velo, obligatorio desde la revolución de 1979, con el tiempo fue ignorado lentamente hasta la llegada del nuevo líder. La muerte a manos de la “policía de la moralidad” de la joven de Sanandaj, en el Irán kurdo, ha desencadenado ira reprimida, especialmente las de los jóvenes y universitarios y de quien quiere que el país no vuelva atrás en el tiempo. Al menos 75 heridos, además de los cinco muertos, y 250 personas detenidas, incluidos tres ciudadanos extranjeros.

Rebelarse también significa, como están haciendo muchas iraníes en estos días, no solo no llevar el hijab sino también cortarse el pelo. “El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos interino, Nada Al-Nashif, ha expresado su preocupación por la muerte de la niña y la reacción violenta de las fuerzas de seguridad a las manifestaciones que siguieron”. Las partes piden que se lleve a cabo una investigación rápida e independiente.

Share:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
On Key

Related Posts

El éxodo anunciado

Huyen a Georgia o Finlandia. Largas colas de ciudadanos rusos que abandonan el país para evitar el reclutamiento forzado decidido por Putin. El presidente ruso