La Revolución de los Derechos

Ecología y feminismo contra el avance inexorable del PP: ¿bastará? ¿Será suficiente empujar al país por el lado de los derechos, especialmente los derechos de las mujeres? El Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y su coalición quieren que España sea un país moderno, el más moderno de todos.

Establecer un Observatorio del feminicidio es el último paso. Pero otros hitos han sido colocados antes: el consentimiento explícito sobre cada acto sexual, que libera al juez de posibilidades de interpretación (“solo un sí es un sí” el eslogan); los períodos de descanso durante la actividad menstrual; la extensión del permiso de paternidad; y quien trate de convencer a las mujeres españolas de no abortar, incluso con intimidaciones, se arriesga a la cárcel.

Penas severas para proteger a la mujer, como en los países nórdicos, cuya legislación siempre ha sido inspiradora. En una Europa donde existen posiciones fuertemente contrarias al aborto como en Polonia y después de la reciente sentencia en Estados Unidos que divide el país en dos (Estados que pueden practicar el aborto y Estados que lo prohíben, generando así un innecesario “turismo de la interrupción del embarazo”), el Gobierno español ha llevado a cabo su lucha más importante. Si es suficiente el próximo año, o incluso antes, para recuperar las elecciones se verá.

Share:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
On Key

Related Posts

Pruebas de deshielo

Con sus propios modelos de desarrollo, diferentes opiniones sobre muchos temas, pero con el deseo de no molestarse más de demasiado. Xi Jinping y Joe