Sevilla, dos caras. La primera, de gran encanto

Si el Sevilla jugara como en los primeros 45 minutos, aplastaría a sus oponentes sin problemas. Presión alta, hermosas texturas de juego, cambios continuos de banda con lanzamientos largos, grandes individualidades. Sin embargo, anoche, después de ganar el primer tiempo contra el Sporting de Lisboa, pensamos en escribirle a Monchi y pedirle por favor que mantenga toda la plantilla como está.

El gol del Tecatito Corona fue el sello de esta fantástica actuación (así como había sido ante el londinense Tottenham) que habríamos imaginado terminar con una goleada. Luego la segunda parte – equipo completamente cambiado – nos hizo ver a un Sevilla más sumiso. Pero los hombres de Lopetegui, en los penaltis ciertamente, se llevan a casa el trofeo de los Cinco Violines y poco no es.

Desde el primer tiempo, sin embargo, hay que partir de nuevo para estar completamente seguros de la propia fuerza: ese Sevilla no pierde contra nadie, aunque quizás la pareja central es hecha por Rekik y Carmona. Pero creemos que Lopetegui debe insistir en el aspecto psicológico, más que en la táctica y la técnica, porque, a pesar de ser un partido de pretemporada, el empate de anoche no fue el resultado correcto.

Veremos con Arsenal y Leicester el sábado y el domingo que viene, pruebas de valor absoluto. Koundè: esperamos que la telenovela termine.

Share:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
On Key

Related Posts

Noruega über alles

Si toda Europa llora, hay un país que desde la guerra Rusia-Ucrania está ganando dinero. Los ingresos de las compañías energéticas noruegas pasarán este año