Una Argentina dividida va a la segunda vuelta. Será un desafío entre el ultraliberal Milei y el peronista Massa

Con una inflación fuera de control del 140% y medio país sin medios de subsistencia, los votantes argentinos corrían el riesgo de dejar la nación en manos del ultraliberal Javier Milei en la primera ronda, Exponente de una derecha populista que tenía que revolucionar y que en cambio fue superada (36,5% contra 30%) por la coalición peronista de centro izquierda que tiene a Sergio Massa, actual ministro de Economía, como líder. La segunda votación tendrá lugar el 19 de noviembre.

Con el 23,8% a la Casa Rosada no irá la conservadora Patricia Bullrich, pero podría ser la aguja de la balanza a favor de Milei a quien ya ha dirigido palabras de aprecio. Pero el de los argentinos corre el riesgo de ser un salto en el vacío: no hay recetas milagrosas para un país en gran dificultad económica. Como ministro, tampoco Massa ha convencido mucho y las promesas de querer “un gobierno de unidad nacional”, de orden y seguridad, no serán un vehículo para ganar las presidenciales.

Quizás tenga que inventarse algo más, quizás en el desarrollo del sector energético y en las futuras partnerships. Milei, que tiene muchas ideas pero extrañas, quiere cerrar el Banco Central y liberalizar la venta de armas y órganos. Sobre todo apela a esa parte de la nación que el peronismo no quiere volver a verlo ni siquiera escrito.

Share:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
On Key

Related Posts

Confusiones

(P. Fernando Pascual) – Hay confusión sobre economía y sobre política, sobre ética y sobre medicina, sobre la vida y sobre la muerte, sobre las

Treinta años sin Fellini

Rimini ha homenajeado a su Maestro, el Artista que ha hecho de sus lugares nativos y de sus turbaciones una ciudad de papel maché y